El fantasma de un tren dejó boquiabiertos a los pasajeros del metro.

Bajas al metro, lo oyes llegar, corres para alcanzarlo... ¡y es la psicofonía de un tren fantasma!

 TREN-FANTASMA-MADRID-2

Madrid, estación de metro Alonso Martínez. Una hora temprana. Pocos viajeros aún. En el andén, el letrero luminoso te informa que el próximo tren llegará en un minuto. Poco después, llega. Está entrando. En realidad lo oyes. Es inconfundible. Así suena el metro. Frena. Lo oyes: ha frenado. La estación se inunda con el ruido típico del tren parado pero con motores en marcha, abriendo sus puertas, la gente saliendo, sus pasos... ¡todo!
Te has puesto en pie al oír que se acercaba, te has estirado para verlo entrar por el túnel, ¡te asombras al oír su frenada y su apertura de puertas... y no ver nada!
Un muchacho con mochila lo ha oído también mientras bajaba por las escaleras y ¡corre para alcanzar el tren antes de que cierre y se vaya! Y, sin embargo, ALLÍ no hay NADA.
¡Es un TREN FANTASMA!

Los pitidos de alarma advierten de que va a cerrar puertas. Las cierra. Suena el silbato del tren. Arranca y se aleja por el túnel.
Todos los pasajeros se miran con cara de estupefacción.

¿Qué FENÓMENO PARANORMAL ha sucedido allí?

Y de pronto suena una canción que conoces.
«Ghostbusters!»
Los CAZAFANTASMAS.

Todo ha sido un montaje. Una laboriosa instalación con 40 altavoces, conectados a un equipo con programa de sonido estereofónico progresivo, y obviamente compinchados con las autoridades del metro, que han manipulado la señalización de aviso de llegada del tren.


He aquí varias noticias en una:

Sony Pictures, perteneciente al gigante de la electrónica de consumo, el cine y los videojuegos, lanza, treinta años después de la exitosa película «Los Cazafantasmas» (1984), una versión actualizada protagonizada por chicas. Se estrena el 12 de agosto en cines. Y no nos extrañaría ver una versión para videojuegos.

Por otro lado, he aquí un ejemplo de las nuevas técnicas y estrategias de comunicación publicitaria. El vídeo se grabó en una estación de metro al estilo de otras grabaciones parecidas, muchas de ellas por aficionados (tipo «flashmob»), que buscan causar asombro entre los viandantes. Y su explotación ha sido de tipo viral, con apoyo en la red social Facebook, donde se ha realizado su publicación.

Así son los tiempos. Así son las cosas. Y así nos adelantan, un mes antes de su estreno, lo que llegará a las pantallas veraniegas.
Por cierto ¿es el 12 de agosto la mejor fecha para estrenar una película? (También en esto, los tiempos han cambiado).


  
© - MARKET VISION.