El Ozobot propone una revolución en el juego pedagógico

Ozobot

Un robot inteligente enseña a los niños conceptos básicos de programación.

¿Se acuerda usted del Tamagotchi? Era un dispositivo parecido a un reloj de bolsillo, con una imagen de una mascota, a la que había que «alimentar» y cuidar para que siguiera «viva» en la pantalla.

Veinte años después llega una propuesta que el fabricante considera en cierto modo heredera de aquel concepto.

Ozobot es un mini-robot con una programación que se asemeja a la Inteligencia Artificial. Diseñado y programado para recordar y reproducir hasta 500 movimientos diferentes, puede decidir aleatoriamente dentro de estos parámetros qué camino o movimiento escoge.

Es posible programar el Ozobot para moverse, jugar y bailar, a través de intuitivos patrones de códigos de color. Cada patrón está asociado a movimientos específicos que Ozobot comprende e interpreta. Forman parte de un colorido leguaje llamado OzoCodes.

Con los planos estructurados y talleres disponibles gratuitos de ozobot.com, padres y maestros pueden utilizar el Ozobot como una herramienta educativa de vanguardia que ayuda a los niños a aprender mientras juegan. Una atractiva manera de enseñar el lenguaje del futuro a los más jóvenes.

«Ozobot es un innovador concepto de juego educativo, divertido y dinámico es una manera diferente de pasar un buen rato en solitario o con los amigos. Crear nuevos circuitos, competir contra pequeños y mayores, puedes incluso crear rutinas de baile establecidas a partir de tus canciones favoritas. Creatividad, competición y trabajo en equipo. Entretenimiento tecnológico en miniatura».