Un frigorífico bajo el capó del coche

El 30 de mayo se presentó el «Smeg 500» durante un evento en Colette, la famosa tienda de la Rue Saint-Honoré de París. Esta colaboración surge del interés que Fiat siempre ha tenido por el mundo del diseño, no sólo aplicado a la industria del automóvil, sino también a otros campos. Smeg es capaz de crear soluciones ad hoc para satisfacer cualquier necesidad estética y funcional.

Las dos marcas Made-in-Italy ya se reunieron en 1950 (los años de la producción de automóviles en masa y de desarrollo de la línea blanca) cuando Fiat ya colaboró con la marca italiana de electrodomésticos Smeg.

Hoy, Smeg y Fiat sorprenden con un nuevo diseño inspirador: una reinvención que suscitará miradas, provocará sonrisas y deseos de posesión.

El nuevo Smeg500 es un refrigerador que cumple su función, pero con una nueva apariencia. El Smeg500 es un cruce de conceptos sólo apto para los espacios más exclusivos y estilosos. Un elemento de diseño único que reinará en las casas de los que están a la última en diseño, despachos de artistas, bares y locales de moda…

Se puede adquirir desde junio de 2013, disponible con un acabado en tres colores: blanco, rojo o verde.


[Publicado en MARKET VISION Suplemento 205 — julio 2013 ].