Fece aplaude los avales a empresas, pero le pide al Gobierno más.

Dos meses de suspensión de cuotas de autónomos, y un Plan Renove para «el día después».

Anteayer, el Consejo de Ministros aprobó un plan de avales públicos para préstamos a las empresas, orientado a evitar el colapso de las mismas por el cese temporal de actividades que ha comportado el estado de alarma para combatir la epidemia de Covid-19.

A propósito del mismo, la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (Fece) emitió ayer una valoración positiva del primer tramo de avales públicos, por 20.000 millones de euros, anunciado por el Gobierno. «Para Fece se tratan de unas medidas imprescindibles para garantizar la supervivencia de las pymes y a autónomos del sector del comercio, que se ha visto afectado seriamente por el impacto de la crisis sanitaria derivada del coronavirus».

La Federación celebra que estos tengan un carácter retroactivo, puesto que podrán solicitarse para las operaciones formalizadas con posterioridad al 18 de marzo, día de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2020; así como el respaldo público del 80% para los nuevos préstamos y renovaciones de operaciones solicitadas por autónomos y pymes.

 

«Desde la Federación, que representa a los cerca de 6.000 comercios de electrodomésticos de proximidad, están trabajando para agilizar que los avales aprobados [el martes] puedan ser gestionados por el ICO a la mayor brevedad. Una vez en marcha, las Entidades pondrán los préstamos a disposición de los autónomos y empresas en un plazo operativo de unos diez días aproximadamente».

 

Adicionalmente, Fece ha solicitado al Gobierno la supresión de la cuota de autónomos durante dos meses, «ya que la mayor parte de los comerciantes van a reducir totalmente sus ingresos sin posibilidad de acogerse a medidas como las ya adoptadas por las grandes empresas multinacionales, como los ERTE».

Los siguientes párrafos figuran en el mismo comunicado, instando a trabajar ya pensando en el futuro, a movilizar un Plan Renove, y a apostar los el comercio de proximidad:

 

«Fece considera necesario que el Gobierno comience ya a trabajar en el “día después” del levantamiento de la emergencia sanitaría, creando planes y campañas de incentivación de las compras en el comercio de proximidad, un sector muy vulnerable que venía ya de una situación muy complicada. Si tras el confinamiento no hay una afluencia masiva de consumidores a estos comercios de barrio, puede suponer su desaparición, con las consecuencias dramáticas que conllevaría.

»De forma concreta, Fece solicita la puesta en marcha de un Plan Renove para la ayuda a la compra de electrodomésticos de clasificación A+++ de bajo consumo. Esta medida ayudará a reactivar un sector que puede perder entorno a 500 Millones de facturado a causa del impacto de Covid-19. Con una aportación del Estado de 50 millones de euros, más otros tantos que aportaría el sector, se podrían sustituir un millón de aparatos antes de final de año. El Estado recuperaría inmediatamente esta inversión vía impuestos, consiguiendo además lanzar un mensaje a la sociedad sobre la importancia sostenibilidad y de la eficiencia energética en el consumo domestico. Asimismo, con esta medida se ahorrarían más de 80 millones de euros al año en el recibo de electricidad de los hogares.

»Desde Fece recuerdan, por último, la importancia del comercio de proximidad no ya solo en la economía y el empleo, sino también en la vertebración de los barrios, los centros urbanos y de la llamada España vaciada. Las tiendas de electrodomésticos, además, son las responsables de llevar la tecnología y el confort a los hogares, por lo que su desaparición afectaría gravemente a la calidad de vida del país, en especial de las zonas rurales».


  
© 2020 - MARKET VISION.