Son recomendaciones siempre válidas, pero más aún en época de quedarse en el hogar.

Estos días todos debemos permanecer el máximo de tiempo en casa, para disminuir la velocidad de propagación de la epidemia de Covid-19. Eso significa salir poco a la calle a hacer la compra. Y llenar bien el frigorífico. Lo que no es lo mismo que «llenarlo a tope».

La marca china Hisense ha preparado algunas recomendaciones para los usuarios, con el fin de optimizar el almacenamiento de grandes cantidades de alimentos y favorecer la higiene de nuestros frigoríficos.

«Ningún consejo es universal puesto que dependerá del modelo, la capacidad y las características de nuestro electrodoméstico. Sin embargo, podemos tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de organizar nuestros productos», dicen en la marca. Así:

1) Gestionar de forma realista y optimizada nuestras compras, teniendo en cuenta el tipo de modelo que tenemos en casa. «Llenar nuestros electrodomésticos en exceso provoca que el frío no se distribuya correctamente en algunos frigoríficos, y por esa razón hay que guardar únicamente los alimentos necesarios para que el aire circule con normalidad».

En el Side by Side de la marca RS670N4BC3 A+++, la función Multi Air Flow se basa en múltiples orificios de ventilación que expanden el aire frío por todo el espacio para una refrigeración eficiente a temperaturas ideales.

2) Organizar los alimentos en función de sus características y necesidades. Ordenar correctamente el frigorífico no sólo favorece el mantenimiento de los alimentos y del propio electrodoméstico, sino que también es una manera efectiva de ahorrar energía. Cada compartimento está diseñado para un tipo de alimento concreto, dado que cada zona mantiene una temperatura diferente.

Hisense informa que su modelo Cross Door RQ689N4AC2 A++, amplio y de cómodo acceso, permite, gracias a su sistema My Fresh Choice, configurar fácilmente el compartimento inferior derecho, eligiendo entre frigorífico o congelador mediante el ajuste de la temperatura.

—Hisense aconseja que los productos que requieren menos frío (bebidas, salsas, huevos) vayan a la balda más alta y la puerta de la nevera.

—Si se cocina demasiado y hay que guardar contenedores de comida, una alternativa es congelarlos, y otra emplear las zonas intermedias, también idóneas para lácteos y embutidos.

—Los alimentos frescos como verduras, carnes y pescados deben guardarse en la zona más fría, que normalmente es la más baja.

—Es recomendable guardar todo en forma individualizada, dentro de envases o aislados con plásticos. Si se crea una reserva de alimentos en el congelador, debe indicarse el contenido y la fecha de congelación.

3) Conservar limpio el interior y exterior del frigorífico. La higiene y la conservación adecuada ayudarán a evitar mezclas de olores o que el frigorífico deje de funcionar correctamente.

Para una limpieza completa conviene apagar el frigorífico y evitar así el desperdicio de energía. Se procede a sacar los alimentos que queden, retirar todas las partes extraíbles y limpiar a fondo tanto paredes interiores como puertas, evitando utilizar productos abrasivos o que generen olores desagradables y poco naturales. Se recomienda vinagre, jugo de limón, bicarbonato sódico disuelto en agua caliente o simplemente agua tibia.

A tener en cuenta: la condensación y los restos de alimentos se pueden acumular en algunas zonas, como bandejas de goteo, orificios de drenaje y otros conductos y canalizaciones; que es conveniente mantener limpias para alargar la vida del frigorífico.

Hisense ofrece en sus diferentes modelos el sistema Triple Tech Cooling, que conserva las condiciones de humedad idóneas para cada apartado, evitando así la mezcla de olores y que los alimentos se sequen.

4) Comprobar la correcta nivelación. Es fundamental un perfecto equilibrio de las cuatro patas, para que la puerta se cierre automáticamente y se mantenga sellada. Hisense dispone de una gama completa gama con patas ajustables para que adaptarlas a cualquier superficie.

5) Descongelar el congelador cada cierto tiempo. Si no se dispone de un modelo con la función Total No Frost, incluida en frigoríficos Hisense como RS694N4TF2 A++, habrá que descongelar el congelador para aprovechar el espacio y evitar posibilidades de avería. Es recomendable hacerlo como mínimo una vez al año, o cuando la capa de hielo que recubre sus paredes internas supere los cinco milímetros de espesor.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad