Ha sido desarrollado por una alianza en torno a Leitat, a la que se han sumado Airbus y Navantia.

Continuando con la información que publicábamos el sábado, hay que indicar que la alianza formada por el Consorci de la Zona Franca (CZFB), HP y Leitat (Tecnio) junto a CatSalut, a través del Consorci Sanitari de Terrassa (CST) y el Hospital Parc Taulí de Sabadell, ha conseguido desarrollar el que califican como primer respirador de campaña industrializable preparado para dar apoyo a los hospitales y UCIs, en estos momentos de escasez por la crisis sanitaria del coronavirus.

«Atendiendo la rápida expansión del virus Covid-19 que ha generado escasez de material médico, especialmente de respiradores que son esenciales para salvar la vida de los pacientes, Leitat ha diseñado un respirador de campaña fabricado en 3D que permita poner a disposición del sistema sanitario este elemento esencial.

»Gracias a la tecnología 3D y las capacidades existentes en la alianza tanto en diseño y tecnología como en prototipado, se ha podido desarrollar y probar la funcionalidad de este primer modelo. Este dispositivo tiene, además, la virtud de ser industrialmente escalable, de forma que se puede llegar a una capacidad de producción de entre 50 y 100 unidades diarias la próxima semana».

Esta iniciativa es distinta y ajena al proyecto abierto del que hemos dado cuenta el sábado, impulsado por un médico tinerfeño y en la que participan varios cientos de personas. La primera prueba de un respirador fabricado dentro de esa iniciativa se hará el lunes en Asturias, y, si funciona, el equipo responsable podría fabricar un respirador cada tres horas. Es decir que, en una jornada ordinaria, se fabricarían dos, y poco más. Se trata, pues, más de un proyecto artesano que industrial, aunque, si en cinco días es capaz de entregar una decena de respiradores, bienvenido sea, dada la escasez de estos equipos. Todo esfuerzo suma.

Lo que ha creado el laboratorio de Terrassa es un respirador de campaña, denominado Leitat 1, cuyo diseño y componentes han sido simplificados el máximo para obtener un dispositivo médico robusto, de utilidad y de menor complejidad, lo que facilita su producción y ensamblaje. El responsable del diseño es el ingeniero senior de Leitat, Magí Galindo, y este ha sido validado médicamente por Lluís Blanch, director de Innovación del Hospital Parc Taulí de Sabadell, experto en ventilación mecánica. «Su producción se inicia de inmediato, ajustando los requerimientos que puedan quedar pendientes según la Agencia Estatal del Medicamento para el modelo mejorado (Leitat2) sobre el que ya se está trabajando».

Para la producción se han añadido a la alianza Airbus y Navantia, pero también se apoyará en la capacidad de producción de usuarios y comunidades de makers (como los que mueven el proyecto antes mencionado que el lunes se pone a prueba en Asturias), con el objetivo de conseguir incrementar la capacidad de producción en pocos días.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad