Sus dispositivos robustos están diseñados para durar muchos años antes de volverse anticuados.

Muchos productos electrónicos, como las tabletas, se crean con la intención de que duren un tiempo limitado... o eso dice ahora Panasonic, sumándose a una corriente que causa furor entre los conspiranoicos. Es lo que se conoce como «obsolescencia programada». Panasonic, consciente de que las tabletas son fundamentales en el lugar de trabajo y, por tanto, deben usarse de manera eficiente, aparta de la obsolescencia programada a sus portátiles y tabletas robustos Panasonic Toughbook. Así lo proclama ahora nota informativa de la marca.

Como explica Panasonic, durante mucho tiempo las empresas consideraron que el desgaste planificado de los componentes era inevitable, pero esto está cambiando tras descubrir el ahorro de costes y las operaciones comerciales ecológicas. En el panorama actual, cuestiones como la sostenibilidad y el coste total de propiedad son cada vez más importantes a la hora de comprar portátiles y tabletas. «Los dispositivos robustos satisfacen mejor las expectativas de la empresa ecológica digitalizada y consciente de los costes. Duran mucho tiempo, apenas fallan y son fáciles de actualizar, reparar y administrar por el departamento de IT», indica la gerente de márketing de Panasonic Toughbook para Benelux, Lisbeth Lashmana.

Panasonic Toughbook explica que funciona de acuerdo con la «sostenibilidad planificada». Los portátiles y tabletas Toughbook ya ofrecen la mayor esperanza de vida posible de fábrica, gracias a elementos como una aleación duradera, bisagras reforzadas, piezas resistentes a los golpes y cierres herméticos. El uso de tecnología sostenible también caracteriza la filosofía de Panasonic Toughbook, que equipa sus dispositivos de manera que sean compatibles con una amplia gama de periféricos y que garanticen que durarán años antes de que se vuelvan obsoletos.


  
© 2020 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad