Ideales para principiantes, permiten accionar en remoto el disparador Studio Trigger ST-1.

La marca de accesorios para fotografía Metz presenta la nueva gama de unidades de flash de estudio SL Series, equipada con un módulo inalámbrico que puede accionarse en remoto a través del disparador Studio Trigger ST-1, lo que permite controlar los flashes de manera muy práctica.

Ideal para fotógrafos de estudio ahorrativos y para principiantes, la gama incluye las unidades de flash de estudio SL200 y SL400. Gracias al módulo de radio integrado, se puede controlar a distancia el disparador Studio Trigger ST-1 (disponible por separado), que presenta 16 canales y un alcance efectivo de hasta 15 m. Una vez instalado, la configuración puede comprobarse y ajustarse fácilmente.

Las unidades SL200 y SL400 presentan unos tiempos de repetición de flash muy cortos, con una salida máxima de 200 o 400 W/s, respectivamente. La pantalla LED de alta claridad y grandes botones asegura un manejo seguro y sencillo de los cabezales de flash. El usuario puede cambiar el tubo de flash y la lámpara de la luz de modelaje.

Debido a la generalización de la conexión de bayoneta Bowens, estos flashes son compatibles con la amplia selección de accesorios de estudio de Metz, pudiéndose equipar con reflectores, «softboxes», «snoots» y otros modeladores de luz. El equipamiento estándar con trípodes, modeladores de luz y bolsa de transporte está disponible con los kits en los que están disponibles los flashes SL-200 o SL400.


  
© 2019 - MARKET VISION.