Puntronic destaca la necesidad de elegir modelos silenciosos y realizar un mantenimiento.

Los electrodomésticos no llevan mucho entre nosotros, pero ya no podríamos vivir sin ellos, gracias a las ventajas que nos aportan. Según datos aportados por la tienda online de electrodomésticos Puntronic, el 100% de los hogares españoles tienen al menos un electrodoméstico grande, siendo los más populares el frigorífico, el televisor y la lavadora. El lavavajillas lo disfrutan el 43,5% de hogares, y la secadora, el 21,6%.

Sin embargo, además de ventajas, estos grandes electrodomésticos pueden presentar inconvenientes, provocados por su antigüedad, ineficiencia y defectos de seguridad. Puntronic explica cuáles son los beneficios y posibles riesgos para nuestra salud de los principales electrodomésticos:

—El frigorífico. Es un elemento de seguridad alimentaria que permite conservar los alimentos en perfecto estado durante más tiempo, lo que también supone un factor de ahorro. Puesto que siempre está encendido, es importante que presente la máxima eficiencia energética.

Para evitar riesgos, hay que regular bien la temperatura e instalarlo lejos de fuentes de calor y con espacio suficiente para no dificultar la ventilación.

—La lavadora. Además de permitir lavar con menos agua y evitar dolores de espalda y articulaciones por lavar la ropa a mano, ayuda a mantener a raya las alergias. De hecho, algunas marcas y modelos incluso cuentan con programas especiales para personas alérgicas. También es importante que la lavadora permita regular la temperatura, a fin de poder eliminar las bacterias.

Uno de sus principales inconvenientes es el ruido, por lo que se debe elegir un modelo silencioso para que no moleste a los propietarios ni a los vecinos. Es ideal una lavadora que presente menos de 50 dBA durante el lavado y menos de 60 dBA durante el centrifugado.

—La secadora. Es importante en zonas lluviosas o húmedas, en viviendas sin tendederos o en hogares con bebés. Como no todas las prendas se pueden lavar con agua caliente, el uso de secadora también permite eliminar ácaros y otros alérgenos.

Para evitar inconvenientes, hay que elegir una secadora silenciosa, al igual que la lavadora, y limpiar las pelusas tras cada uso para evitar que se obstruya.

—El lavavajillas. Al trabajar con temperaturas altas, elimina por completo cualquier microbio, en comparación con el lavado a mano. Además ayuda a ahorrar agua: según Puntronic, un lavavajillas eficiente gasta un 80% menos de agua que el lavado a mano.

Para evitar riesgos y conseguir un lavado eficaz, hay que limpiar el filtro periódicamente y las salidas de agua.

—El horno y el microondas. Los hornos, además de acabar con las bacterias durante el cocinado, permiten comer de forma más saludable, ya que el asado es más sano que la fritura. Y aún mejor si el horno es de vapor. Los microondas son muy útiles y cómodos.

Para evitar riesgos, hay que vigilar los alimentos que explotan por sobrecalentamiento en los microondas, desechar puertas y cristales con roturas o fisuras, usar recipientes aptos para cada tipo de horno y microondas, y elegir hornos con medidas de seguridad como puerta fría.

—La campana extractora. Aparte de evitar olores en el hogar, garantiza la calidad del aire, ya que filtra el humo, grasas, vapores de monóxido de carbono y otros tipos de partículas dañinas.

Para evitar riesgos, hay que elegir una campana silenciosa para que no haya reparo en encenderla, cambiar el filtro a menudo y mantenerla limpia para su eficacia.

Finalmente, y en general, Puntronic recomienda a los clientes que siempre lean las instrucciones, respeten las indicaciones de los fabricantes, realicen un correcto mantenimiento y tengan en cuenta los riesgos de un electrodoméstico demasiado antiguo.


  
© 2019 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad

Todos los Breves de los últimos 30 días