Cuarenta años de Fersay: mucho más que un salto en el tiempo

La marca especialista en distribución de accesorios, repuestos y pequeño electrodoméstico basa su éxito en una cultura apoyada en cinco valores.

José Carrasco y Juan Carlos Casanova, socios-fundadores de Fersay.

Estamos en una época en que todo el mundo habla de «startups», es decir, de empresas emergentes. Y es lógico, puesto que en ellas germinan las grandes innovaciones, ya sea de producto o de gestión, llamadas a revolucionar negocios... («o no», como diría un gallego, puesto que no todas ven su trayectoria culminada por el éxito).

«En un entorno donde el 60% de las empresas cierran antes de cumplir los cinco años, es un orgullo dirigir una compañía que cumple ahora su 40º aniversario, y que ha pasado de tener cero empleados a 57», dice José Carrasco, director general de Fersay.

La compañía, especializada en accesorios y repuestos para electrodomésticos y electrónica (con una línea adicional de pequeños aparatos), acaba de celebrar el 28 de junio (poco antes de cerrarse este número de MARKET VISION) ese redondo cumpleaños, en su sede de Villalbilla, Madrid, en un acto al que han acudido más de doscientas personas (proveedores, franquiciados, clientes, colaboradores y amigos). Protagonistas: los dos socios fundadores, José Carrasco y Juan Carlos Casanova. Pero también el equipo humano al completo. Y, desde luego, las personas que quisieron acompañar a la empresa en su celebración, desde los empresarios Javier Zurdo o Hilario Alfaro (presidente de Madrid Foro Empresarial), Jesús Martín (presidente de la Asociación de Empresarios del Corredor del Henares), hasta Natalia Rodríguez, representante de la Cámara de Comercio de Madrid, o los alcaldes de Villalbilla, Antonio Barahona, y Torres de la Alameda, Carlos Sáez.

Fersay es «un referente de éxito en el entorno empresarial en el que opera», dijo Javier Zurdo, empresario de la comarca, que conoce de cerca la trayectoria de la compañía, puesta en marcha por dos jóvenes audaces en junio de 1979.

«Comenzamos con un servicio técnico en un local de 37 m2 en Alcalá de Henares —explica José Carrasco a MARKET VISION—, y hemos pasado a ser una empresa con tres centros de trabajo, repartidos en Madrid, Alicante y Tenerife, con 11.500 m2 en instalaciones, y con 58 empleados», el último de los cuales acaba de incorporarse al centro de Alicante.

La empresa se dedica a la distribución de recambios (o repuestos, que es su sinónimo) para electrodomésticos y electrónica, así como de accesorios y pequeño aparato, de un total de 150.000 referencias, que vende a 5.500 clientes profesionales en 37 países.

La diferencia entre accesorios y recambios es a veces muy clara (unos auriculares para el smartphone son claramente accesorios), y otras veces no tanto, pero Fersay lo explica gráficamente en razón de cuál es el cliente del artículo: accesorio es todo aquel «recambio» que el consumidor puede comprar y montar sin intervención de un técnico, mientras que, si precisa de un experto, se convierte en «un repuesto puro y duro».

Dentro del negocio de Fersay, la venta de recambios aporta aproximadamente la mitad de la facturación, mientras que los accesorios suponen un 40%, y el pequeño aparato electrodoméstico un 10%. Se venden mucho accesorios tales como tiradores de frigoríficos, mandos a distancia para televisión, platos de microondas o bolsas de aspiradora.

Hace años, la empresa cambió su enfoque del mercado, pasando de ser un mayorista puro de repuestos, directamente para clientes profesionales, a potenciar la venta minorista de accesorios, formando una red que actualmente cuenta con 18 puntos de venta franquiciados, 40 córneres y 34 puntos de de recogida («click & collect») para su tienda online; repartidos por la Península Ibérica y Canarias. Esta modalidad en expansión incluye desde tiendas franquicias para formato completo hasta córneres en establecimientos detallistas.

Dos proyectos en particular, aparte de franquicias y córneres, centran ahora mismo la atención de Fersay en su crecimiento: una alianza con la cadena Worten, que permite a estas tiendas ofrecer un vasto surtido de accesorios, directamente o con apoyo online (para artículos que no estén en stock en el establecimiento); y otra con Leclerc, que ha apostado por montar lineales de pequeño electrodoméstico y accesorios de Fersay.

Ningún proyecto desbanca, sin embargo, al resto de líneas de ejecución: después de una pausa, en este mes de julio abre una nueva franquicia.

Adicionalmente, Fersay se ha hecho cargo de la posventa de multinacionales como Philips o el grupo Vestel.

 

El paso de una pequeña tienda de servicio técnico a la actual dimensión de la empresa, en estos cuarenta años, ha implicado por supuesto un cambio de cultura. «Una empresa muy pequeña prácticamente se mueve por instinto de supervivencia, pero, cuando creces, te dotas de unas estructuras, unos procesos, unas maneras de funcionar, unas normas, una estrategia».

Preguntamos a José Carrasco por los valores que han permitido a la compañía llegar hasta aquí y seguir enfocando su futuro. Le resulta fácil, puesto que los ha plasmado en su discurso de celebración. Son cinco:

1) Compromiso.

2) Ética.

3) Humildad.

4) Solidaridad.

5) Superación.

Están relacionados por orden de importancia, puesto que el compromiso es el primer super-valor. Ética equivale a integridad, siempre irrenunciable. Humildad es «tener los pies en el suelo, ser realistas y dejarse de fantasías». Solidaridad implica «trabajar en equipo y ayudarnos unos a otros». «Y, por último, afán de superación es fundamental como requisito para no estancarnos nunca; y ahí incluyo la formación, en la que llevamos 33 años invirtiendo, porque para nosotros formar nunca es un coste sino una inversión».

 

[Además de ser el nombre de varias razones sociales del grupo, Fersay es la marca de Grupo ETCO, o, más concretamente, de Electronic Trading Company, SL, de Madrid].

José Carrasco, director general de Fersay.


  
Publicado en MARKET VISION - Revista Número 239 - Julio 2019
© 2019 - MARKET VISION.