Agremia pone en valor el sector en el Día de la Refrigeración.

Aconseja comprobar que la empresa instaladora de aire acondicionado cumple la normativa.

CON motivo del Día Mundial de la Refrigeración, que se celebró por primera vez ayer, 26 de junio, Agremia (asociación de empresas del sector de las instalaciones y la energía) ha señalado la importancia que este sector, especialmente el de climatización doméstica, representa para la economía española.

Según las cifras aportadas por la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec) para Agremia, el parque de equipos de aire acondicionado domésticos instalados en 2018 en España generó 500 millones de euros, un 10% menos que lo que se pronostica para este año, que previsiblemente será uno de los más calurosos de la última década. Para el presidente de Agremia, Emiliano Bernardo, estos datos confirman la buena salud del sector. «Ahora bien, este mercado boyante da pie a que surjan empresas pirata o que se acentúe la picaresca en esta temporada», señala.

En este sentido, recuerda que, aunque muchas veces los equipos de aire acondicionado se comercializan en tiendas de electrodomésticos o en grandes superficies, «no son un electrodoméstico más». Cualquier aparato de aire acondicionado (salvo los portátiles o pingüinos) requiere una instalación que está sujeta a una normativa muy específica (Reglamento de Instalaciones Térmicas RD 1027/2007), así como al cumplimiento del RD 115/2017 por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y la certificación de los profesionales que los utilizan. «Toda esta normativa implica que la empresa que instala el equipo debe cumplir unos requisitos que el consumidor tiene que conocer y exigir», subraya Bernardo.

Así, mantienen desde Agremia, los equipos de aire acondicionado sólo pueden ser instalados por una empresa que disponga de la habilitación en «instalaciones térmicas». Esta habilitación la puede ostentar un autónomo o una empresa y la emite la Dirección General de Industria o equivalente de cada comunidad autónoma. Agremia aclara que «los fontaneros o electricistas no pueden instalar equipos de aire acondicionado de ningún tipo, salvo que posean esta acreditación en instalaciones térmicas». En caso de duda, Agremia aconseja consultar el Registro Integrado del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, donde se puede comprobar si la empresa que contrata dispone de la habilitación en instalaciones térmicas.


  
© 2019 - MARKET VISION.