Permite cocinar correctamente, aporta calidez a la estancia y consume muy poca energía.

Para Teka, la cocina es más que un sitio donde preparar alimentos. Por eso apuesta por darle la importancia que merece y prestar especial atención a su iluminación.
La iluminación en la cocina es clave tanto para trabajar correctamente como para que se convierta en un espacio cálido donde se reúne toda la familia. Para Teka, la combinación perfecta para la cocina es la luz natural con la artificial de las bombillas LED. Este tipo de iluminación es ideal para blanquear y dar sensación de amplitud al espacio, y además mejora la tonalidad original de los alimentos. En general la luz LED hace de la cocina un lugar más acogedor.
Las luces LED también se encuentran en electrodomésticos de Teka como frigoríficos, hornos y campanas. En los dos primeros, la luz LED ayuda a ver su interior, mientras que en las campanas sirve como fuente de luz durante la cocción sin necesidad de usar un alumbrado general en la cocina.
Otra novedad de la iluminación LED es su fácil instalación en cualquier punto de la cocina. Las tiras adhesivas de LED son una opción ideal por su fácil instalación tanto en cajones como zócalos como en zonas altas. El efecto decorativo es muy elegante y da un toque de distinción y originalidad.
Sin embargo, las principales ventajas de la iluminación LED son las siguientes:
Consume mucho menos que la convencional, por lo que los electrodomésticos con luces LED ayudan a ahorrar energía.
Dura hasta cinco veces más que una bombilla de bajo consumo y hasta 25 veces más que una bombilla convencional. Además no le afecta la conmutación (es decir, el número de apagados y encendidos), por lo que esta acción no supone un mayor consumo ni hace que se deteriore.
—Es una iluminación fría y, a diferencia de las bombillas convencionales, no genera calor dentro del frigorífico. Esto favorece la conservación de los alimentos y ahorra energía.
—Colocada en la campana permite cocinar con más precisión y eficiencia con el triple de brillo. Además aporta sensación de calidez mientras se cocina sin ruidos ni parpadeos.
—Colocada dentro de los hornos permite una mejor visualización de la cavidad, evitando tener que abrir el horno una vez está encendido. Así se ahorra energía, ya que al no tener que abrir la puerta no se pierde temperatura durante el cocinado.


  
© 2019 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad