Es uno de los productos más destacados de su portfolio de 2019, junto con el nuevo móvil G8.

LG V50 ThinQ con pantalla dual.

La semana pasada, en el Congreso Mundial de la Telefonía Móvil (MWC) de Barcelona, LG presentó su nuevo porfolio de producto para 2019, encabezado por dos smartphones destacados: el LG V50 ThinQ, el primer smartphone 5G de la compañía, y el LG G8, el nuevo buque insignia de la serie G.
LG V50 ThinQ.
En palabras de LG, nace con la vocación de ofrecer a los usuarios la posibilidad de disfrutar todo el potencial del 5G en cuanto esté disponible esta tecnología, cuya velocidad de respuesta es 20 veces mayor que la de 4G. Con este objetivo la firma trabaja con los diez principales operadores que llevarán el servicio 5G a mercados como EEUU, Corea, Australia y varios países europeos.
Su pantalla de 6,4 pulgadas QHD+ OLED FullVision de 19:5:9 garantiza una experiencia inmersiva tanto en vídeos como en juegos. Esta experiencia se complementa con la tecnología de audio DTS:X, que asegura un sonido envolvente y de calidad, con matices más claros y profundos. Además incorpora las tecnologías de audio Qualcomm aptX y aptX HD, que garantizan una calidad máxima de sonido a través de cualquier auricular Bluetooth.
Sus innovaciones ópticas permiten tomar fotos y vídeos de muy alta resolución y calidad. Entre ellas destaca la funcionalidad Video Depth Control (presente en la cámara principal y en la frontal), que evita perder el foco de los objetos durante la grabación. También resalta la tecnología Dual Fov, que analiza la distancia y profundidad del entorno para obtener vídeos casi profesionales.
Está equipado con la nueva plataforma Snapdragon 855 de Qualcomm, que, junto con el software optimizado de LG, aseguran la capacidad de procesamiento avanzada y necesaria para la mejor experiencia 5G. A ello también contribuyen su batería de 4.000 mAh y el nuevo sistema de disipación del calor Vapor Chamber, que es mucho más efectivo que los convencionales a la hora de mantener la temperatura interna en niveles ínfimos, incluso cuando el usuario está sacando todo el partido a la multitarea.
Con un peso de sólo 183 g y un grosor de 8,3 mm, su diseño hereda la elegancia y finura de la serie V de LG. Pese a ello es muy robusto, algo que garantizan las certificaciones de resistencia MIL-STD 810G e IP68.
Como elemento opcional y adicional de este smartphone, LG ha desarrollado la Dual Screen (doble pantalla), que proporciona un nuevo nivel de inmersión, usabilidad, entretenimiento y concepto de multitarea. Diseñado con el formato de una carcasa, la Dual Screen es una segunda pantalla OLED de 6,2 pulgadas ideal para ver vídeos, jugar o realizar cualquier tarea profesional. Ambas pantallas funcionan de forma independiente pero coordinada, de manera que, por ejemplo, se puede usar una pantalla para ver una película mientras se utiliza la otra para buscar en internet los datos de sus actores. Esta pantalla en algunos juegos se convierte en un mando. Finalmente se puede colocar en dos ángulos (104º y 180º) y no hace falta cargarla aparte del teléfono.
LG G8 ThinQ.
El nuevo terminal de la serie G responde también a la filosofía de diseño sutil y estética minimalista y sofisticada. Cuenta con Crystal Sound OLED (CSO), una innovación en sonido que utiliza la pantalla como si fuera un diafragma, lo que elimina la necesidad de un altavoz frontal.
Es el primer smartphone del mundo con Ultra Security Vein Recognition, un sistema de reconocimiento del patrón de venas de la mano, resultado del trabajo de la cámara Z ToF que funciona por sensores infrarrojos. Este sistema, asegura LG, es mucho más seguro que el reconocimiento de huella dactilar.
La avanzada cámara Z mide los rayos infrarrojos que reflejan los objetos frente a ella para calcular la profundidad y distancia con más rapidez y precisión que otros sensores de imagen. Esto permite el desbloqueo facial, entre otras opciones. La cámara Z también es necesaria para mejorar la experiencia de usuario con Air Motion, que permite controlar el smartphone sin tocarlo: sólo hace falta señalar con el dedo, agitar una mano o deslizar la palma sobre el teléfono para realizar tareas como responder llamadas, finalizarlas, ajustar el volumen, etc.
La cámara frontal mide la distancia entre el objeto y la cámara a nivel de milímetros para controlar los fondos borrosos con hasta 256 niveles y lograr así «selfies» con mayor profundidad. Con un sensor de imagen de 1,22 μm, consigue en AutoFocus imágenes mucho más nítidas y más rápidamente.
Otra novedad es el modo retrato en vídeo. El usuario puede controlar el bokeh al grabar vídeo gracias a que la tecnología Dual Fov analiza la distancia y la profundidad de la escena, dando como resultado vídeos casi profesionales.
Presenta un excelente rendimiento multimedia gracias a su pantalla FullVision QHD+ OLED de 6,1 pulgadas, que garantiza un máximo nivel de detalle. La experiencia que proporciona se completa con su sistema de sonido desarrollado en colaboración con Meridian Audio: cuenta con altavoz Boombox, excelente para bajos; tecnología DTS:X, que ofrece un sonido envolvente y realista, y Quad-Dac Hi-Fi de 32 bits. Además el smartphone es compatible con la tecnología Master Quality Authenticated (MQA), que permite streaming de audio de alta resolución. El terminal se completa con la plataforma Snapdragon 855 de Qualcomm y una batería de 3.500 mAh.

LG G8 ThinQ.


  
© 2019 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad

Todos los Breves de los últimos 30 días