Eurofred: soluciones para veranos calurosos... y para inviernos fríos

Abel Pedrós, director Márketing de Eurofred para Horeca y Climatización, explica algunas líneas maestras de la compañía.

Abel Pedrós, director de Márketing de Eurofred (Horeca y Aire Acondicionado).

Esta primavera nos reunimos con Eurofred en un escenario poco habitual para Market Visión. No porque no nos acerquemos a él cada vez que se convoca, sino porque, teniendo relación con el electrodoméstico, es un poco lateral. Nos referimos al salón Hostelco, de equipamiento para restauración y hostelería, donde caben desde los televisores que vemos en las habitaciones de hotel hasta los electrodomésticos con los que se trabaja en la cocina de los restaurantes, aparte de una vastísima gama de otros productos de uso en hostelería que conforman el grueso de la exposición.
Mientras que los televisores son prácticamente los mismos que se utilizan en los hogares, sólo que provistos de una conectividad diferente y de software de aplicación específica para los establecimientos hoteleros, los electrodomésticos son especiales para la «cocina industrial». Y lo mismo puede decirse de otras familias de producto, en refrigeración-conservación como en climatización.
Aquí nos encontramos esta vez a Eurofred, el gran actor en el mercado del aire acondicionado, al que conocemos por la marca Daitsu y la representada Fujitsu, muy importantes en los canales de «retail» e instalador electro. La compañía tiene una línea de negocio destacada, asimismo, con distintas marcas, en las áreas de hostelería, heladería y frío comercial, de las que hemos venido facilitando distintas noticias en la sección abierta de marketvision.es.
«Es un área de negocio creciente —nos dice Abel Pedrós, director de Márketing de Eurofred (Horeca y Aire Acondicionado), que también se ocupa de climatización en general (por tanto, también para el sector doméstico—. Y, además, una línea estratégica para la compañía, en la que desde 2013 estamos siguiendo una estrategia más agresiva, con una apuesta por producto tecnológicamente avanzado, y una ofensiva comercial con presencia en ferias, eventos con clientes, y una colaboración con el chef Martín Berasategui, que está con nosotros desde hace dos años».
Pero nosotros aprovechamos el encuentro para preguntarle a Pedrós sobre climatización, orientada a todos los mercados, incluido el de consumo.

—En aire condicionado tenemos tres líneas: industrial (enfocada a hospitales, grandes edificios, allí donde se necesitan potencias elevadas y las exigencias de instalación son diferentes, con distancias mucho más grandes), comercial (climatización de establecimientos pequeños, tales como bares, restaurantes, tiendas de ropa) y doméstico —dice Abel Pedrós—.
Dentro de Eurofred, la suma de las tres líneas tiene un peso muy importante, y con un mercado creciente. El sector ha pasado por unos años difíciles, pero se está recuperando, sobre todo gracias a la reactivación de la construcción.
En esa familia de producto nuestro principal esfuerzo es trabajar en productos muy innovadores que reduzcan el impacto del aire acondicionado sobre la capa de ozono. Estas actuaciones comenzaron en el sector de los frigoríficos domésticos, primeros que cambiaron los gases refrigerantes y adoptaron las clasificaciones energéticas, esto último porque los consumos de energía también tienen una huella sobre el medio ambiente. Y el aire acondicionado se sumó más tarde a la misma tendencia.
Desde Eurofred se está trabajando mucho en esta línea. Para el equipamiento doméstico, ya desde el año pasado nuestro producto viene con el etiquetaje en clases energéticas de primera categoría y bajo consumo (A++, A+++), y con gases refrigerantes naturales. Trabajamos mucho en dar un servicio al cliente, pero también pensamos siempre en la parte medioambiental. Eso es importante y básico para nosotros.

Eurofred lleva a cabo también otras acciones en ese mismo sentido, como empresa.


— Es que lo consideramos estratégico. Es verdad que estamos para vender equipamiento, pero también tenemos una responsabilidad social importante, y la compañía está muy sensibilizada. Como empresa calculamos la huella de CO2 que emitimos al medio ambiente, y vemos cómo lo podemos compensar. Por ejemplo, cambiando la flota de vehículos de la compañía a híbridos. O reduciendo el consumo de papel y digitalizando.
Pero, aunque lo reduzcamos, al final todas las empresas impactan sobre el medio ambiente: seguimos emitiendo CO2. ¿Y cómo lo compensamos? Pues con actividades. Por ejemplo, anualmente el equipo humano de Eurofred acude a reforestar bosques quemados de diferentes regiones. Es a la vez una actuación social y una actividad de «team building». Es esencial que nuestro equipo humano esté concienciado, y en ese sentido este año también hemos ido a diferentes playas, sobre todo a una en particular, para limpiarla.

¿Qué expectativas hay para este año, en aire acondicionado? Supongo que no todo se fía a que haga mucho calor.


—No, no. Es verdad que la climatología es un componente muy importante. Si viniera un verano frío, tendríamos un problema. Así que es importante que el sol ayude. Pero las expectativas son en general buenas.
Es verdad que venimos de un año muy bueno. Pero ya he dicho que a nivel económico la construcción se está recuperando, tanto obra nueva como reformas. E, independientemente de si hace más o menos calor, creemos que el mercado terminará en positivo. De hecho, si hace más calor pues las expectativas serán mejores.

¿Sigue siendo un mercado estacional?


—Lo ha sido toda la vida. Es verdad que hubo un momento en que se empezó a potenciar mucho la bomba de calor. Y Eurofred también hace una segunda campaña en el año, para bomba de calor.
En ese campo están saliendo nuevas tecnologías como la aerotermia, donde Eurofred también está con la marca Aquatermic, en la parte del sector de calefacción, de lo que denominamos «heating».
El aire acondicionado con bomba de calor te da frío y calor, pero sólo en lo que se refiere al clima de la estancia, no te da ejemplo agua caliente. Los sistemas de aerotermia te resuelven el aire acondicionado, la calefacción, pero además te dan agua caliente. Son el equivalente de una caldera de gas, pero sin gas. Y con unos consumos mínimos, obteniendo ahorros de energía de hasta el 20-25%.
El mercado de aerotermia está creciendo mucho, también el de aire acondicionado con bomba de calor, y en definitiva para nosotros lo mejor es que en verano haga calor y en invierno frío, porque tenemos soluciones para ambos extremos, en todas las estaciones del año.


  
Publicado en MARKET VISION - Revista Número 234 - Junio-Julio 2018
© 2018 - MARKET VISION.