Hay soluciones como el inodoro-bidé o el control por mandos de todas las funciones de ducha.

Gunni&Trentino, cadena española especializada en interiorismo, destaca que la creciente sofisticación del espacio tradicional de ducha vive su época más boyante, con cambios que no sólo cubren necesidades, sino que también benefician la salud y el bienestar del usuario.
IndentEn los últimos años la tecnología ha llegado también a este espacio de la casa, transformando los productos de higiene en productos para el bienestar gracias a innovaciones como la incorporación de la domótica o la cromoterapia. Así, existen soluciones técnicas como el inodoro-bidé, el control (por mandos resistentes al agua) de todas las funciones de ducha o los rociadores de agua, que, instalados a diferentes alturas, proporcionan una experiencia saludable.
IndentLos procesos de elaboración de estos productos deben seguir estándares marcados por estudios científicos para mejorar aspectos como la higiene, funcionalidad, bienestar, diseño o eficiencia energética. Para ello hay marcas de productos de diseño de baño, como Dornbracht, que avalan sus programas de ducha con doctores especialistas antes de lanzarlos al mercado.
IndentUna de las nuevas prestaciones más destacadas es la incorporación de la cromoterapia, cuyo efecto positivo en el estado de ánimo y bienestar está comprobado científicamente. Otra novedad es la ducha horizontal, basada en el estudio de los puntos clave de relajación y de contractura del cuerpo para conseguir chorros de agua regulables a distintas distancias. Como resultado, el usuario recibe un «masaje de agua».
IndentLos beneficios de estos productos se trasladan también al diseño y funcionalidad del cuarto de baño, ya que cada fabricante mantiene un estilo de alta gama. Gunni&Trentino añade que estas innovaciones se traducen en «placer, bienestar y salud».


  
© 2018 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad