Un Comité fuerte, un Congreso renovado, documentos y herramientas para ayudar al «networking» y a la mejora permanente, en un sector poco acostumbrado a compartir conocimiento.

Ya casi nadie recuerda el origen del nombre Aecoc: Asociación Española de Codificación Comercial. La entidad nació para fomentar la aplicación de sistemas estándar de codificación de productos, destinados a agilizar y sistematizar el manejo de inventarios, y contribuyó a la generalización en España del código de barras. Eso fue hace cuarenta años.
Hoy en día Aecoc es mucho más. Agrupa a 28.000 empresas en distintos sectores de consumo, que representan el 20% del PIB y emplean a más de 4,5 millones de personas. Para ellas, y a lo largo del tiempo, Aecoc ha desarrollado una oferta completa de servicios de asesoramiento, consultoría y formación, y sobresale en la organización de eventos como puntos de encuentro sectorial, tanto para efectos formativos como de creación de redes de contacto entre directivos de la industria y la distribución en numerosos sectores. Define su misión como: «Mejorar la competitividad de toda la cadena de valor, compartiendo soluciones, estándares y conocimiento para hacerla más eficiente y sostenible, aportando mayor valor al consumidor».
Organizativamente, esos sectores se han reagrupado en ocho, que van desde la Alimentación y bebidas, o la Hostelería y restauración, hasta el Textil, o los Libros y discos. Los más relacionados con nuestro sector son Electrodomésticos y electrónica de consumo y, de forma menos central en nuestro caso, Ferretería y bricolaje.
Para el primero, hace poco más de diez años constituyó el Comité Electro, iniciativa en la que fue importante el papel desempeñado por Javier Panzano (que lo presidió hasta el año pasado), entonces en Euronics y desde hace unos meses centrado en la consultora Taktic Business and Technology, que también colabora con Aecoc y con escuelas de negocios y otros centros docentes, aparte de prestar los servicios a empresas que le son propios (sobre todo en el área de transformación digital).
Dicho Comité Electro ha cambiado ahora de nombre y de ambiciones. Hoy se denomina Comité de Bienes Tecnológicos de Consumo. Según su propia definición, «trabaja para optimizar los procedimientos logísticos, administrativos y comerciales a lo largo de toda la cadena de valor y contribuir al desarrollo y crecimiento del mercado mediante la identificación de nuevas fórmulas de colaboración entre los agentes de aportación de valor al consumidor».

Forman parte del Comité:
—Ruth Durán, de Activa Hogar.
—Vanesa Checa, de Auchan Retail España (Alcampo).
—Rubén Gil, de Carrefour.
—Teresa Martín, de DHL.
—José Campaña, de El Corte Inglés.
—María Zaragoza, de Epson.
—Olga Eguizábal, de Eroski.
—Frederic Jombart, de Fnac.
—Thierry Villalongue, de Groupe Seb Ibérica.
—Gabriel Mesas, de LG Electronics.
—Xavier Rofes, de Media Markt.
—Oscar Parra, de Philips Ibérica.
—Francisco Hortigüela, de Samsung.
—Francisco Jurado, de Segesa (suponemos que habrá un cambio de nombre, a raíz de la reciente jubilación de Jurado en dicho grupo de compras).
—José María Verdeguer, de Sinersis.
—Francisco Muro, de Vivanco Accesorios.
—Marcos García Esteban, de Worten.
—Ernesto García Mazón, de P&G.
En el Secretariado, Alejandro Lozano, responsable del Sector Electro y también de Ferretería y Bricolaje. Y Carlos Torme, director de Expansión de Aecoc, actualmente destinado al «Innovation Hub» de la Asociación en Madrid.

El Comité Aecoc de Bienes Tecnológicos de Consumo ofrece al sector estándares y herramientas para obtener una visibilidad completa de la cadena de suministro, mejorar los procesos internos y de colaboración (planificación de demanda, facturación, compras), compartir información transaccional y de producto en formato estándar, mejorar la eficiencia en la cadena de suministro, evitar o reducir roturas de stock, y aplicar conocimiento e innovación a los procesos, que repercuten de forma directa en la experiencia del sector.
Dos instrumentos clásicos, a disposición de todos los sectores, son los sistemas de codificación (código de barras) y los de facturación electrónica (EDI: intercambio electrónico de datos). Para esto último tiene un grupo de Eficiencia Operativa Electro integrado por profesionales del sector, que trabaja para estandarizar procesos e información a lo largo de la cadena de suministro, con objeto de promover el uso de los estándares de identificación y EDI, producir documentación y guías para un correcto uso de EDI a nivel sectorial, seguir la correcta implantación del EDI, y desarrollar y coordinar los estudios de benchmarking (análisis comparativo frente a casos de referencia) sectorial.
Publica documentos como la Guía de mejores prácticas de los Servicios de Asistencia Técnica, recomendaciones sobre Tratamiento de Devoluciones, y Distribución de Productos Electrodomésticos. Realiza estudios de benchmarking a petición de las empresas miembro, que permiten identificar los puntos de mejora posibles en todas las etapas de la cadena suministro, a partir de cuestionarios entre clientes y entrevistas en profundidad personalizadas. Y, colectivamente, ofrece un servicio especial denominado Aecoc Media, un gestor de contenidos de información de producto para folletos, páginas web, cartelería e información en el punto de venta, que sirve de punto único de carga y descarga de archivos para fabricantes y distribuidores.
Por último, y del mismo modo que en otros sectores de la Asociación, Aecoc organiza eventos para los Bienes Tecnológicos de Consumo, cuya trayectoria se remonta a hace diez años, cuando convocó el primer Seminario Electro de Aecoc. Este modificó más tarde su nombre por el de Congreso (en lugar de seminario), pero el año pasado, cuando cumplía su noveno aniversario, suspendió la convocatoria para proceder a una reflexión sobre la estrategia a seguir en el futuro. Fruto de la misma nació el cambio de nombre del comité, un nuevo enfoque sobre la industria y distribución de esta actividad, y una apuesta renovada (y también «con renovación», es decir, con nuevo planteamiento) por los Congresos, de manera que este año, el 17 de mayo, tendrá lugar en Madrid el 9º Congreso Aecoc de Bienes Tecnológicos de Consumo (BTC).
Carlos Torme reconoce que el sector BTC es más difícil que otros a la hora de abordar este tipo de convocatorias. Por un lado es un sector tradicionalmente endogámico, con relaciones individuales de tú a tú entre fabricante y distribuidor, y un clima poco favorable a la colaboración. Los modelos de relación comercial suelen basarse en criterios obsoletos de reparto de márgenes, en lugar de la cooperación para desarrollar conjuntamente la venta, y hay poca disposición al diálogo compartido en espacios abiertos. Tampoco existe mucha información sectorial más allá de los datos de venta de GfK, quizá precisamente por culpa de esa baja disposición a compartir.
La acogida de los seminarios y congresos Electro por el sector fue buena, pero no lograron progresas, manteniendo su cifra de asistentes en torno al centenar. En parte porque no es un sector tan numeroso como otros, integrados por abundantes empresas y personas; y probablemente también por los factores culturales que acaban de indicarse, poco propicios a la participación en este tipo de eventos; y quizá, asimismo, por no haber logrado la máxima sintonía en la confección de los programas, acaso por haberse adelantado, incluso, a los tiempos, abordando temas de futuro que en su día podían parecer de escasa aplicabilidad inmediata a este grupo de empresas.
Aecoc no desfallece sino que, como hemos indicado, lo que ha hecho es reenfocar su tratamiento del sector.
«Nuestra visión —dice Carlos Torme— es convocar un evento anual que sea una cita ineludible para fabricantes, distribuidores y cualquier otro operador del sector de bienes tecnológicos de consumo. Que el conocimiento que generemos sea de interés sectorial y que ayuda a definir estrategias de negocios. Queremos promover el networking, llegar a tener un congreso fuerte con las empresas principales, capaces de dinamizar el sector. Tenemos en otras áreas eventos de 300, 400 asistentes, o por supuesto el de Gran Consumo con hasta 1.000 personas. Así que podemos hacerlo. Impulsamos un Comité fuerte, con proyectos e iniciativas consistentes, y más allá del mismo una comunidad afín de otras empresas. Y todo eso es una fórmula que funciona y que permite a un sector ser más competitivo». De hecho, funciona en otros sectores y va a funcionar en este.
Aecoc no va a obsesionarse con la cifra de asistentes. El Congreso Aecoc de Bienes Tecnológicos de Consumo de mayo aspira a tener un centenar de congresistas, con la mira puesta en los 150 para 2020. Y le interesa sobre todo la calidad de los asistentes, que sean representativos de la realidad sectorial. El resultado económico al que aspira es el del equilibrio: Aecoc es una asociación sin ánimo de lucro, y la convocatoria del Congreso no nace de una expectativa de beneficios, sino de una voluntad de servicio al sector. El programa de contenidos es más motivador que nunca. Y los sondeos previos muestran que el sector está receptivo. De manera que, ¡nos vemos el 17 de mayo en Madrid, en el Congreso Aecoc BTC!


[Publicado en MARKET VISION 232 - ABRIL 2018 ].

© MARKET VISION - Revista - 2018

Congreso AECOC BTC 2018