Jata cumplirá 75 años en septiembre, pero en febrero ya lo anticipó en su stand de Ambiente

Novedad destacable este año: la plancha de asar cerámica, en color granito. Todo un desafío de desarrollo.

Jata ya es una veterana en la feria Ambiente de Fráncfort, en la que se estrenó hace años con un pequeño stand con su división de hogar, destacando por entonces la escalera convertible en tabla de planchar. Ha pasado tiempo de aquello, la feria —que ya era enorme— ha seguido creciendo, y la marca dentro de ella: el stand se ha reubicado cambiando primero de palacio y, más tarde, ganando la superficie y la posición favorable dentro del mismo que actualmente disfruta. Ha sido un aumento de visibilidad ganado a pulso.
En los últimos tres años también estuvo como expositor en la feria IFA de Berlín, fundamentalmente con pequeño electrodoméstico, pero en otoño próximo no se presentará en la capital alemana. Considera que para su tipo de producto IFA es demasiado local, mientras que en Ambiente encuentra a compradores internacionales, goza de un mejor emplazamiento (en IFA comenzó con un stand muy chiquito y, aunque mejoró su situación en las dos ediciones últimas, seguía pensando que necesitaba pasar a un lugar más adecuado), y el retorno de la inversión es superior. No es una experiencia extrapolable a otros sectores. Estamos hablando de una empresa de menaje y pae (no de gran electrodoméstico) de dimensión media (no de una gran multinacional). En cuanto a la inversión realizada en IFA, la trasladará a EEUU, con participación prevista en el salón de Chicago.
En febrero repitió, por tanto, su presencia en Ambiente, un punto de encuentro con su clientela internacional donde suele mostrar sobre todo producto de la línea de hogar, aunque también monta una representación de pequeño electrodoméstico. Este año, especial hincapié en la plancha de asar. Siguen siendo los modelos clásicos de la marca, entre los que sobresale la de cerámica, un desarrollo propio de Jata que la diferencia netamente en el mercado.
La novedad en cerámica es el color. Ese tono y textura de granito que ya había introducido en las asadoras de metal llega ahora a las de cerámica, lo que ha implicado desarrollos adicionales. Los esmaltados sobre barro tienen que cumplir requisitos especiales tanto de resistencia al calor como de perdurabilidad, para evitar contaminaciones en los alimentos; y Jata ha superado los desafíos.
En el stand de la compañía en Ambiente, varios carteles anunciaban una celebración. Fundada en 1943, Jata cumple este año su 75º aniversario. El mes exacto: septiembre. La compañía hará esta vez una convención de importancia y significado muy especial, y habrá importantes lanzamientos de producto, algunos en gama alta, de los que es prematuro hablar. El mercado lo sabrá en su debido momento, y Jata está segura de que causará impresión.


[Publicado en MARKET VISION 232 - ABRIL 2018 ].

© MARKET VISION - Revista - 2018