Una solución que dota toda la casa de internet de alta velocidad, del sótano al ático.

Internet en cualquier toma de corriente: esto es lo que ofrece el nuevo (y el más compacto) adaptador Powerline dLAN 1000 Mini de Devolo, resolviendo así los problemas de conexión en ciertos lugares del hogar.
IndentEsta solución utiliza el cableado eléctrico de casa para convertir cualquier toma de corriente en un punto de acceso a internet y de red. Así, el centro multimedia, la oficina en el hogar, la sala de estar y las habitaciones de los niños pueden disfrutar una conexión a internet rápida y estable, desde el sótano hasta el ático.
IndentPara empezar a disfrutar sus ventajas sólo hay que conectar el primer adaptador al router y a una toma de corriente, y enchufar el segundo adaptador a una toma de corriente ubicada donde deseemos tener buena señal de internet. Los productos de Devolo, gracias a su tecnología exclusiva, garantizan más cobertura, velocidad de transmisión y estabilidad que los adaptadores Powerline convencionales. El nuevo dLAN 1000 Mini envía datos a través de la red eléctrica de casa a una alta velocidad de hasta 1.000 Mbps, permitiendo jugar, transmitir o navegar por internet con fluidez.
IndentEl puerto Ethernet del adaptador se usa como una interfaz estable. Gracias a la tecnología Devolo Range+, el adaptador une distancias extra largas en la red eléctrica. Se puede configurar una nueva red Powerline con el dLAN 1000 Mini Starter Kit (kit de inicio), que incluye dos adaptadores, o bien ampliar una red de dLAN Powerline existente mediante un adaptador único. En total se pueden conectar hasta ocho adaptadores en una red Powerline.
IndentEl kit de inicio y el adaptador individual están disponibles a un PVPR de 89,90 y 49,90 euros, respectivamente.


  
© 2018 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad

Todos los Breves de los últimos 30 días