Cuatro modelos que proporcionan energía al smartphone de forma inalámbrica y ultrarrápida.

El fabricante alemán Hama presenta su nueva gama de cargadores por inducción, que optimizan el proceso de carga de los smartphones compatibles con carga por inducción Qi.
IndentPara cargar el móvil sólo hace falta colocarlo sobre el cargador, que, gracias a la tecnología de inducción, le aporta energía de forma inalámbrica y ultrarrápida, mucho más que los cargadores convencionales.
IndentLa gama consta de cuatro modelos:
Indent—Uno convencional, con capacidad de 1.000 mAh.
Indent—Ultra Fast. De diseño ultra delgado y muy ligero, con capacidad de 1.500 mAh.
Indent—Ultra Pad. Con diseño de almohadilla, ideal para colocarlo sobre cualquier superficie. Consiste en una base de goma con tres bobinas de carga con una capacidad conjunta de 1.100 mAh.
Indent—Magnetic Touch. Pensado para el coche y con capacidad de 1.000 mAh. El soporte de la abrazadera permite situarlo en los paneles de ventilación del vehículo y puede girar 360º, lo que posibilita colocarlo tanto en horizontal como en vertical. Ideal para quienes usan el móvil como GPS.
IndentPor otro lado, para los móviles no compatibles con carga por inducción Qi, Hama presenta su nuevo receptor de carga por inducción súper fino de 800 mAh: colocado en la parte trasera del móvil, este se vuelve apto para este tipo de carga. Está disponible para conectividad Micro USB y USB tipo C, a un PVPR de 14,99 y 16,99 euros, respectivamente.
IndentLos cargadores están disponibles a un PVPR de:
Indent—Modelo convencional: 19,99 euros.
Indent—Ultra Fast: 39,99 euros.
Indent—Ultra Pad: 44,99 euros.
Indent—Magnetic Touch: 44,99 euros.


  
© 2018 - MARKET VISION.

 

Breves Actualidad