¿Y qué ocurrió en verano con los acondicionadores? Así se vio desde dos puntos de observación

En junio-julio, el interés del consumidor por el aire acondicionado se disparó.

En el comienzo del verano publicamos un artículo en MARKET VISIÓN («las marcas de aire acondicionado quieren librarte del calor...») en el que decíamos, entre otras cosas, que, «cuando Montoro supera los 47°C en julio, y en Irán se rozan los 58°, tenemos un problema». Recogíamos la tabla de temperaturas del 13 de julio, fecha en que más de 150 estaciones meteorológicas del país (encabezadas por la población cordobesa de Montoro) anotaban temperaturas máximas superiores a los 40 grados. Y avanzábamos que la necesidad de climatización estaría siendo importante, puesto que junio también había sido el cuarto mes más caluroso en 137 años de registros modernos.
En julio, y después de que hubiéramos cerrado aquel número de MARKET VISIÓN, llegó una nota de prensa de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos, Fece, sobre las ventas de aparatos de climatización en el mes anterior, a partir de una encuesta entre plataformas de distribución de los grandes grupos. Sobre esa base estimaba que en la campaña global de estos productos se conseguirían crecimientos superiores al 50% debido al crecimiento de la demanda.
Sobre constataciones posteriores no difundió nada más, pero su análisis hasta entonces era contundente. La Federación decía lo siguiente (de ello nos hicimos eco en aquel mismo mes en una Alerta para Suscriptores ORO, entre la diversa información de actualidad):
«Fece, con 6.000 tiendas asociadas, ha realizado una encuesta entre las plataformas de distribución de los grandes grupos, con especial foco en las comunidades que tradicionalmente venden más aparatos de climatización (Andalucía, Cataluña, Castilla La Mancha, Extremadura, Madrid y Murcia) para conocer de primera mano el comportamiento de las ventas de esta familia de productos, coincidiendo con las sucesivas olas de calor en junio.
»Los resultados han sido espectaculares:
»—Los acondicionadores Split han duplicado, e incluso triplicado su venta. Esto ha provocado un incremento del plazo de instalación en algunas tiendas, con una respuesta superior a los 8 días hábiles, algo que no suele ser habitual. Sin embargo, nuestras tiendas han respondido mejor que otros establecimientos que están demorando la instalación más de 20 días.
»— Los acondicionadores portátiles, climatizadores evaporativos y ventiladores han tenido un comportamiento similar. Debido a la ola de calor de mediados de junio, el pico de ventas, que tradicionalmente se produce en la primera semana de julio, se ha adelantado.
»Como es lógico se han producido roturas de stocks, aunque se han buscado soluciones y apenas se ha trasladado el problema a los clientes. Las marcas están derivando containers destinados a otros países europeos para aprovisionar a nuestros socios.
»Como consecuencia de este crecimiento de la demanda en junio, estimamos que en la campaña global de estos productos se consigan crecimientos superiores al 50%. Ello ha supuesto un respiro para la distribución multiespecialista de proximidad, dado el mal comportamiento que están teniendo otras familias de productos».
En un sentido similar se manifestaba en julio la plataforma de comparación de precios Idéalo (idealo.es), basándose en las búsquedas de aire acondicionado realizadas en su portal. También de esto nos hicimos eco en su momento en una Alerta de MARKET VISIÓN, y es preciso insistir en que la empresa exagera en su extrapolación, ya que confunde «demanda» con «interés» o búsqueda. Teniendo eso en cuenta, el comunicado que difundió tiene su interés. He aquí la nota extractada (negritas por MARKET VISIÓN).
«Con la llegada de las altas temperaturas a España muchos deciden tomar medidas para hacer frente al calor de sus hogares. idealo.es, uno de los comparadores de precios más importantes de Europa, ha analizado la popularidad que están teniendo los aparatos de aire acondicionado en España, que han aumentado su demanda durante el mes de junio hasta un 161% con respecto al mes de mayo, y un 31 % con respecto al mismo mes del año anterior. La demanda de aire acondicionado en España está estrechamente relacionada con la subida de las temperaturas en el país, que registraron un aumento desmesurado en junio, especialmente durante los días centrales del mes, y que ocasionaron este aumento exponencial de la demanda.
»Por regiones, el 24% de los que han demandado este tipo de productos durante este último año viven en la Comunidad de Madrid. La segunda región en la que más españoles han buscado un equipo de aire acondicionado para sus hogares es Andalucía (22,1%) seguida de Cataluña, en la que se registra un 20% del total de la demanda. La comunidad en la que menos interés se ha mostrado por comprar un aparato de aire acondicionado es La Rioja, pues solo el 0,3% del total de usuarios que demandan estos artículos viven en la misma, seguido de Cantabria (0,4%) y del Principado de Asturias (0,55%).
»Según el estudio realizado por el comparador idealo, el aire acondicionado es uno de los electrodomésticos más deseados durante la época de verano, pues el 21% de los españoles considera que no podría vivir sin él, sólo por detrás del frigorífico, que es un artículo indispensable en todos los hogares en todas las épocas del año. El aire acondicionado, a pesar de que no es indispensable, está en la wish list de muchos españoles.
»Al contrario de lo que suele suceder con el baremo de oferta y demanda, los datos del comparador revelan que los precios de los equipos de aire acondicionado han descendido ligeramente sus precios durante este mes de junio. Así, pueden encontrarse por 364€ de media, frente a los meses de mayo y abril en los que sus precios medios se situaban en 390€ y 440€, respectivamente».


[Publicado en MARKET VISION - Revista Número 230 - IV 2017 - Oct. - ].

© MARKET VISION - Revista - 2017