Moppy: primero venta online y contárselo a blogueros. La tienda física puede esperar.

Una forma de crear «awareness» sin invertir diez millones de euros.

La nueva Moppy de Polti llega al mercado con una estrategia de distribución «completamente diferente a la estamos acostumbrados», dice Rafael Román, director general de Polti España. Y yo de ustedes (señores del comercio) me fijaría mucho en esto, porque abre una nueva época en la historia del lanzamiento de productos.
Todos estamos acostumbrados a que algunas marcas lancen algunos artículos de forma limitada, reservándolos inicialmente a un cliente privilegiado del que entienden que dará al producto un trato como se merece, esmerado, respetuoso, de forma que logre entrar en el mercado sin quemarse antes de hora, para más tarde extenderlo a toda la distribución con el fin de alcanzar ventas masivas. Seamos claros: hay un actor habitualmente escogido en esta dinámica, y es El Corte Inglés.
Pues bien, para Polti ahora el actor privilegiado es un canal completo, sin nombre ni apellidos, pero diferente al «brick and mortar» o comercio de ladrillo y cemento. Nada de tiendas físicas. Ha arrancado ya en venta online, a través de webs especializadas o, también, de la propia polti.es, que se encarga del transporte y entrega del producto a domicilio.
La intención en esta fase inicial de internet no es vender («aunque estamos vendiendo, y mucho más de lo que esperábamos»), sino crear mercado. «El objetivo es generar ‘awareness’ (conocimiento) y suscitar la necesidad del producto, básicamente a base de una campaña digital en facebook, google, banners, ‘influencers’» (blogueros y youtuberos). Una vez creado suficiente interés, Polti lo facilitará a las tiendas, presumiblemente poco antes del comienzo del otoño. «No queremos dar un paso en falso, queremos que exista una demanda antes de colocar Moppy en el canal físico». Y esto antes sólo se podía hacer —me dicen— invirtiendo diez millones de euros, pero hoy es posible hacerlo de manera asequible.


  
Publicado en MARKET VISION - Revista Número 229
© 2017