«Buen clima» en la feria madrileña del clima

Cincuenta mil compradores en un multisalón bautizado C&R, con buena presencia del aire acondicionado doméstico, y pobre del agua caliente.

La antes llamada feria «Climatización», de Madrid, organizada por la Institución Ferial de dicha plaza (Ifema), es una de esas manifestaciones con sístoles y diástoles, que unas veces pulsa para hincharse y otras para encoger, y a la que algún año intuimos un declive en progresión, y otros una recuperación ostensible.
2017 es, en ese sentido, un buen año, de clara recuperación. Aunque, como sucede en todo encuentro plurisectorial, la fiesta se reparta por barrios. Entendámonos: la baja densidad presencial de un subsector no implica necesariamente que esté en crisis, puesto que sus protagonistas pueden haber llegado a la convicción de que no necesitan ya más un salón de esta naturaleza, y en ese caso la opción de asistir o no se desvanece por completo, quedando en su lugar un nuevo planteamiento colectivo. Pero en las industrias que se van y vuelven (y en los públicos que, puesto que se les otorga la plataforma, acuden en masa o rehúyen la invitación) sí que cabe percibir la evolución de los ciclos económicos de rama.
Climatización ya no se llama así, sino C&R (por «Climatización y Refrigeración»), quedando el nombre primigenio para designar a uno solo de los subsectores. Digamos que C&R es un paraguas para varias ferias, a saber: Climatización y Refrigeración, Salón Internacional de Aire Acondicionado, Calefacción, Ventilación, Frío Industrial y Comercial, y Genera, Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente. Este año se sumaron a la fiesta los salones Siga, de soluciones innovadoras para la gestión del agua y el desarrollo sostenible, y Tecnova Piscinas, con equipamientos, productos y servicios destinados a piscinas y «wellness» (spas, instalaciones termales, instalaciones particulares).
En sí mismas, tales reagrupaciones no acostumbran a constituir un buen síntoma. Lo normal es lo contrario: que las ferias crezcan y, al alcanzar cierto tamaño, se les desgaje un sector para dar lugar a una feria separada. Sólo en organizaciones con recinto ferial inmenso (como las de Fráncfort, Milán, Múnich y algunos parques feriales de París) las ferias que crecen siguen haciéndolo sin soltar satélites, aunque lo hagan sectorizando de forma más acusada y actuando en la práctica como suma de salones. Es lo que sucede, por ejemplo, en el mundo del menaje y pequeño electrodoméstico con Ambiente de Fráncfort, que contiene otros grandes sub-salones de menaje de hogar y regalo. Pero, si lo que ocurre es lo contrario, es decir, que ferias pre-existentes se reúnen para explotar sinergias, lo habitual es que lo hagan para compensar una pérdida de rentabilidad por la contracción de los salones pre-existentes.
La pluralidad de áreas agrupadas hace también, a menudo, que una feria en su conjunto no sirva para tomarle el pulso adecuadamente a cada uno de los sectores representados, ya que unos pueden tener un buen momento y otros atravesar una fase delicada. Se notará en el peso de cada área en el total, pero las estadísticas del todo no servirán para las partes, y no es frecuente que se aporten desgloses.
C&R 2017 se desarrolló del 28 de febrero al 3 de marzo en los pabellones de Ifema. Un informe preliminar, justo antes de la apertura, señalaba que tomaban parte 597 empresas con propuestas y soluciones de vanguardia para instalaciones de frío, calor, energía y agua; cifra que, en el informe final de cierre, se elevaba a «cerca de 700». De todos modos esto incluía a todas las representadas, siendo, en ambos comunicados, 360 las empresas de participación directa, procedentes de 24 países.
En la sectorización del catálogo, C&R referenciaba a 150 empresas (directas + representadas) pertenecientes a aire acondicionado, aunque muchas eran más bien de ventilación y de agua caliente. Las que estaban inscritas en este último apartado (calefacción y ACS) eran 137. En ambos casos se incluían tanto expositores industriales como de servicios.
La organización, es decir Ifema, constataba ya antes de la apertura muestra el buen momento del sector, «con crecimientos en todas las variables que miden la relevancia del salón, en paralelo a la situación de reactivación y dinamismo en general que viene reflejado el mercado. Y es que el sector de la climatización y la refrigeración, registró un volumen de 972,62 millones de euros en 2016, lo que representa un incremento del 7,68%, respecto de 2015, según los datos de Afec.
»Por su parte, el sector del frío en España se muestra estabilizado y se sitúa en una facturación de unos 900 millones de euros, repartida a partes iguales entre los subsectores de refrigeración industrial y frío comercial, según Aefyt. Y el mercado de la calefacción y el agua caliente ha vuelto a encontrar la senda del crecimiento, gracias a la implementación de las directivas europeas sobre diseño ecológico y etiquetado. Según Fegeca este sector factura unos 600 millones de euros».
La estadística final arrojó un total de 49.935 visitantes profesionales de 82 países. Vaya, que la cifra fue prácticamente redonda: 50.000 compradores.
Por lo que atañe al programa paralelo, unas 1.600 personas pasaron por Foro Clima asistiendo a cuatro sesiones plenarias y más de 60 conferencias, y cerca de 4.000 asistentes pasaron por los talleres TAC y Refrigeración.
No se dispone de desglose de visitantes para la zona de aire acondicionado, que es la que más nos atañe puesto que en la de agua caliente se notó una presencia muy escasa de firmas de canal doméstico, particularmente con la ausencia de Bosch Termotecnia pero también de Ferroli-Cointra y de Saunier Duval (exceptuada su filial Vaillant, que sí que estuvo). Hubo una buena participación de expositores de aire acondicionado que también operan por el canal electro e instalador, además de ir al mercado de construcción y grandes proyectos (climatización industrial y comercial), con una excelente representación de la que hablaremos en un próximo número de MARKET VISION con un especial dedicado.
Y, en cuanto a visitantes, nada mejor que el análisis que le dedicamos en una Alerta MARKET VISION durante la propia celebración del salón: una jornada inicial más animada que de costumbre, y unas jornadas centrales con una afluencia muy importante de profesionales, que dejó a casi todos muy buen sabor de boca. Ahora bien, con una asistencia algo más discreta que de costumbre de los detallistas electro.
¡Ey! ¿Realmente fue así? ¿O es que su presencia se nota mucho más cuando el resto de canales decaen en su visita al salón, y queda algo eclipsada (aun siendo similar) cuando las demás visitas vuelven a aumentar?


[Publicado en MARKET VISION - Revista Número 227 - I - 2017 ].

© MARKET VISION - Revista - 2017