Los dispositivos robustos de Panasonic, una ayuda en la Antártida.

Resisten las condiciones extremas que vivió una expedición científica española al Polo Sur.

El equipo del proyecto Trineo de Viento (Inuit WindSled) ha recorrido 2.538 kilómetros en 52 días en la Antártida Continental, una de las zonas más remotas e inexploradas de la Tierra. En esta tarea, dos dispositivos robustos de Panasonic, el Toughbook CF-20 y el Toughpad FZ-M1, han sido de gran utilidad gracias a su robustez y gran resistencia a las bajas temperaturas, que en ocasiones han llegado a los -42ºC.
El objetivo del viaje era realizar diez trabajos científicos y demostrar que el Trineo de Viento, un trineo impulsado por energía eólica puesto en marcha por el explorador Ramón Larramendi en el año 2000, es el medio adecuado para llevar a cabo campañas científicas polares, por su menor coste y su impacto cero a nivel medioambiental.
El equipo de exploradores españoles, formado por el mismo Ramón, Ignacio Oficialdegui, Hilo Moreno y Manuel Olivera, ha realizado diez proyectos de investigación en diferentes ámbitos (como biología, glaciología, meteorología, telecomunicaciones, ciencia espacial, medio ambiente o detección de vida en condiciones extremas), recabando datos en una zona de la que se carece prácticamente de información. Es la primera ocasión en la que la Agencia Espacial Europea (Esa) ha podido recopilar datos del funcionamiento de todos los satélites de la constelación Galileo en la Antártida. El sistema Galileo es la alternativa al GPS norteamericano para la navegación por satélite.
Además de la Esa, los exploradores han llevado a cabo estudios para la Universidad de Maine (EEUU), la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Valencia y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), entre otros.
Entre el equipo científico que transportaba el trineo se encontraba el sensor Mars Environmental Dynamics Analyzer (Meda), desarrollado por la Universidad de Alcalá de Henares y el Centro de Astrobiología (CSIC-Inta), aprobado para viajar a Marte en la misión Mars 2020. El trineo también iba equipado con el detector de signos de vida Solid (Signs Of Life Detector), desarrollado en España por el Centro de Astrobiología para detectar vida extraterrestre en la exploración planetaria.


  
© 2019 - MARKET VISION.